Formación
Asistente virtual
Asistente virtual
Nuestro asistente te ayudar a encontrar lo que buscas... Asistente virtual
asistente virtual

Suscríbete en nuestro boletín y recibirs periodicamente las novedades y noticias del portal en tu correo electrnico.
Sobre nuetro boletín:
Punto uno
Este servicio es totalmente gratuito. Solamente tienes que suscribirte para recibirlo periódicamente.
Punto dos
Puedes darte de baja en cualquier momento si deseas dejar de recibir el boletn.

Barra Visual
Tamao de letra:
Aumentar tamao letra
Disminuir tamao letra
Imprimir:

Icono del boletnNOTICIAS de inters

06/03/2019
Las personas con discapacidad votan
Estamos de enhorabuena, uno de los grandes muros de la discriminacin y el estigma se ha derribado.
ANA MINGORANCE
Asesora jurdica de FEAFES Andaluca Salud Mental

El derecho al voto de las personas con discapacidad que haban sido privadas por una Sentencia de 'Incapacitacin' es ya una realidad. Cuando el Comit de la ONU sobre los derechos de estas personas emiti un informe en 2017 solicitando revisar toda la legislacin pertinente para que todas las personas con discapacidad, independientemente de su deficiencia, de su condicin jurdica o de su lugar de residencia, tengan derecho a votar y a participar en la vida pblica en pie de igualdad con los dems, se abri la puerta hacia la recuperacin de un derecho fundamental y de la dignidad tras un procedimiento y sentencia de 'incapacitacin plena'.

Los trmites de la modificacin normativa no han estado exentos de dudas y de algn que otro pensamiento malintencionado basado en un concepto paternalista, anticuado y desvirtuado de la discapacidad que, precisamente, desde la entrada en vigor de la Convencin se est tratando de eliminar y olvidar. A pesar de todo, el 18 de octubre de 2018 se aprobaba en el Congreso la reforma de la Ley Orgnica del Rgimen Electoral General para adaptarla a la Convencin Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, en vigor a partir del da 7 de diciembre pasado. Esta reforma supone una medida histrica en la recuperacin de derechos, especialmente en el caso de las personas afectadas por problemas de salud mental o discapacidad intelectual ya que quedan sin efecto las limitaciones en el ejercicio del derecho de sufragio establecidas por resolucin judicial. As, las personas a las que se les hubiere limitado o anulado su derecho de sufragio por razn de discapacidad quedan reintegradas plenamente en el mismo por ministerio de Ley. Toda persona podr ejercer su derecho de sufragio activo, consciente, libre y voluntariamente, cualquiera que sea su forma de comunicarlo y con los medios de apoyo que requiera, recoge la norma, pero pasada la euforia surgen dudas respecto de su aplicacin prctica ya que, aunque no parece que se tenga que reunir ningn requisito adicional ni seguir ningn otro procedimiento, no hay que olvidar que el sistema electoral es estricto por seguridad jurdica, prev procedimientos y plazos muy especficos para revisar el censo, hacer alegaciones o impugnaciones en caso de desacuerdo. Algo tedioso para la mayora de las personas y, en muchos casos, con las dificultades que existen para este tipo de apoyos, prcticamente imposible para personas con discapacidad que no han podido participar en unos comicios desde hace muchos aos o nunca.

Es por eso que, anticipndonos a multitud de circunstancias que se podran producir como solicitudes de alta en el censo, aportacin de informes mdicos y o sociales, valoraciones de forenses, documentos notariales o multitud de infinidad de barreras que nos encontramos en el camino a diario, y, tambin afectados por el autoestigma y el sentimiento derrotista que a veces nos afecta a todas las personas que estamos en este barco de la defensa de los derechos de las personas con discapacidad, por lo que desde FEAFES Andaluca Salud Mental enviamos una consulta a la Oficina Censal tratando de ver la forma lo ms prctica y sencilla posible de poder ejercer el derecho de voto en las prximas elecciones municipales.

En relacin a la votacin para las prximas elecciones de mayo de las personas que han sido incapacitadas judicialmente, la Oficina del Censo Electoral ha hecho una consulta a la Junta Electoral Central. Estamos a la espera de respuesta. Guardamos su correo para contestarle en el momento que tengamos ms informacin, nos responda un jefe de servicio. La contestacin me tranquiliz en cierto modo pero al minuto me volvi a invadir el fantasma de volver a estar ante una alternativa compleja y tediosa.

La sorpresa lleg la maana del viernes en forma de mail; el eficiente, honesto y cumplidor funcionario nos respondi como mejor no podamos imaginar: Segn acuerdo de la Junta Electoral Central, la Oficina del Censo Electoral va a incorporar al censo electoral a todas aquellas personas que haban sido excluidas como consecuencia de resoluciones judiciales de privacin del derecho de sufragio activo, sin que tengan que aportar ninguna documentacin.

No nos lo podamos creer! Era verdad! Las personas que, en la mayora de los casos tan injustamente fueron privadas del derecho al voto porque, posiblemente, en otras parcelas de la vida necesitaron apoyos van a poder votar, no van a tener que reunir ningn requisito diferente o adicional al resto de la ciudadana Espaola han recuperado el derecho al voto!

Estamos tan acostumbrados a que la conquista de derechos por parte de las personas con discapacidad, especialmente las personas con problemas de salud mental que viven da a da el rechazo y la discriminacin en todas las parcelas de la vida, sea una carrera de obstculos insalvables e inhumanos que tanta amabilidad, tanta facilidad para poner el derecho al voto en prctica nos ha abrumado.

Esperamos que cunda el ejemplo, que sirva para visibilizar y reivindicar que cuando existe voluntad de facilitar el acceso al ejercicio prctico de derechos esenciales a colectivos que necesitan ciertos ajustes y apoyos se puede y se debe hacer; no solo porque lo diga la ONU, no solo por que lo diga la LOREG, no slo porque lo digan las nuevas Leyes de discapacidad, si no porque es de Justicia que recuperen la voz, el derecho a opinar, a participar en la vida pblica, a decidir el presente y el futuro de las polticas pblicas. Con esto se demuestra que s se puede, adems se puede con amabilidad y buen trato.

Pues s, estamos de enhorabuena. Uno de los grandes muros de la discriminacin y el estigma se ha derribado. Gracias a todas las personas que lo han hecho posible y que lo van a hacer posible sin dudas, sin barreras mentales o fsicas esta primavera.
Imagen decorativa de la derecha
Letras de la imagen de la derecha